Nueva York : “Apago el respirador y ayudó a los pacientes a morir en paz”

Nueva York : “Apago el respirador y ayudó a los pacientes a morir en paz”

- in Internacionales, Noticias
460
JuanitaJuanita

Juanita Nittla ha pasado 16 años de su vida trabajando como enfermera especializada en cuidados intensivos y ahora comparte cómo se enfrenta a la difícil decisión de interrumpir o no el tratamiento de personas con coronavirus.

Y es que tener acceso a un respirador artificial puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte para algunos pacientes graves de COVID-19.

Estos aparatos ayudan a llevar oxígeno a sus pulmones y a expulsar el dióxido de carbono cuando no pueden hacerlo por ellos mismos.

“Desconectar el respirador es parte de mi trabajo. Es algo muy traumático y doloroso a nivel emocional. A veces siento que soy en cierta forma responsable de la muerte de esa persona”, admitió Juanita a BBC.

La mujer de 42 años es jefa de enfermeras de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Royal Free de Londres, Reino Unido, dijo que una mañana, en la segunda semana de abril, los médicos le dijeron que tendría que ponerle fin al tratamiento de una persona infectada con el virus.

La afectada era una enfermera de 50 años aproximadamente, de un centro de salud comunitario, y Nittla tuvo que hablar con su hija sobre el proceso qué iban a seguir.

ESPERANZA: 1 (809) 697-9935

En su área, las camas están una al lado de la otra, por lo que la mujer estaba rodeada de otras personas también inconscientes.

“Le garanticé que su mamá no estaba sufriendo y que parecía estar tranquila. También le pregunté sobre sus últimos deseos y las necesidades religiosas de su madre”, apuntó Nittla.

Juanita se dispuso a cerrar las cortinas, apagó todas las alarmas y junto al demás equipo médico, tomó una pausa.

“Las enfermeras dejaron de hablar. La dignidad y la calma de nuestros pacientes es nuestra prioridad”, aseguró.

Entonces colocó el teléfono al lado de la oreja de la paciente y le pidió a su hija que le hablara.

“Para mí, fue solo una llamada. Pero para la familia fue algo muy importante. Querían hacer una videollamada, pero por desgracia no se permiten celulares dentro de la UCI”.

Fuente: prensaxtremard

Comentarios

Quizas te guste

Exacaldesa FELICITA a las MADRES en su día

NO PUEDO QUEDARME SIN VISITAR AMIGAS Y MADRES